Diagnóstico

El adicto es una persona que bebe o consume drogas, tiene problemas por ello y a pesar de dichos problemas, continúa con el consumo.

Cuando la persona enferma acude a buscar ayuda, la mayoría de las veces no lo hace de forma voluntaria, sino forzado por sus circunstancias o por personas de su entorno más cercano.

A pesar de todos los daños que presenta -problemas familiares, laborales, sociales, legales, graves daños físicos y emocionales- el paciente no dispone ni de la iniciativa ni de los recursos necesarios para salir de la situación en la que se encuentra y que las drogas no hacen más que empeorar.

Como en cualquier enfermedad, el diagnóstico debe ser realizado por un médico especialista en drogodependencias. Tras una consulta en profundidad, éste decide si el paciente adicto está preparado para llevar a cabo el tratamiento.


Patología Dual: La enfermedad de Adicción con frecuencia se presenta junto a otras patologías psiquiátricas (trastornos afectivos, de la personalidad, etc.). En estos casos, es primordial tratar en primer lugar la Adicción, es decir, es necesario abandonar el consumo de sustancias psicoactivas y mantener la abstinencia. Solo así, podrá realizarse tanto un diagnóstico preciso como un tratamiento adecuado a dicha patología asociada.

Estos pacientes siguen el mismo tratamiento que los “solo- adictos”, aunque en ocasiones son necesarias psicoterapias individuales y consultas psiquiátricas.

diagnóstico car